Saltar apartados

Crítica del concierto 'Enoch Arden'

Enoch Arden, música de Strauss y letra de Tennyson.

Interpretada por: Rosana Pastor, en la voz narrada, Óscar Oliver al piano y Vicente Antequera, barítono.

Fue representada el 19 de noviembre la Sala Sempere del Museo de la Universidad de Alicante.

"Música y poesía en el MUA", crítica de Ferran Riesgo

Lord Alfred Tennyson publicó en 1864 el largo poema narrativo Enoch Arden, la historia de un marino que naufraga muy lejos de casa, y regresa once años después para hallar a su mujer, Annie, casada con Philip, un gran amigo de la infancia, que la había amado toda su vida. Treinta y tres años más tarde, en 1897, un ya popular Richard Strauss compuso la música incidental para piano como acompañamiento del recitado del texto, pensando expresamente en el actor Ernst von Possart; Adolf Strodtmann tradujo la obra al alemán.

Durante ese año von Possart y el propio Strauss, que por entonces se hallaba ya escribiendo su Don Quixote, giraron por Alemania presentando la obra, y provocando “verdaderos torrentes de admiración femenina”, según asegura Walter Panofsky.

¿Es capaz una obra tan “dura” para el oyente contemporáneo de suscitar, todavía, un mínimo de esa admiración torrencial? Esta era la principal duda que planteaba la propuesta escénica de Rosana Pastor (dirección y narración), Oscar Oliver (piano) y Vicente Antequera (barítono). El modesto recinto elegido y la escasez de público parecían indicar que no demasiado. No obstante, tras quince minutos de cortesía algunos asientos más habían sido ocupando, hasta llegar a algo más de un tercio del aforo, y Oliver podía abrir el acto con las sugerentes escalas de los primeros compases. Tras los artistas, una proyección mostraba imágenes marinas, a modo de ambientación. De pie y quizá un punto demasiado estática, Pastor comenzaba a recitar.

La ejecución fue, en general, buena. Oliver posee un toque seguro y delicado, y aunque tal vez pudo mostrar algo más de inventiva -la densidad de la obra pide variedad-, enseguida controló la estridencia del Yamaha y adecuó el sonido al tamaño y la (mala) acústica del recinto. Pastor defendió con corrección y entrega la traducción valenciana (versión de Manuel Molins), y si faltó brillo en algunos tramos de recitado es porque, inevitablemente, ni el ritmo ni la sonoridad de Tennyson estaban en el nuevo texto. En todo caso, también la versión de Strauss se apoyaba en una traducción, al alemán en su caso, y el resultado final, también en el caso de Molins, es más que convincente. Merece mención a parte la interpretación del barítono Vicente Antequera. Entró al escenario solo para las seis piezas cantadas, cantó con emoción y cuidando mucho las dinámicas, y aguantó el tipo en las notas más agudas, muy alejadas de la zona media de su registro.

Muy acertada fue la decisión de Pastor de intercalar piezas cantadas en el recitado: “una selección de Lieder de la magna colección del autor” que encajan de manera muy natural con el resto del material. Una pena que en el programa no haya más información al respecto, porque el catálogo de canciones de Strauss es en efecto muy amplio, y lo más probable es que nadie supiera qué estaba escuchando exactamente. Aun así, la velada tuvo algunos puntos verdaderamente altos, como la primera intervención de Antequera, o el clímax de narración y piano en el desfallecimiento final de Enoch.

Otro gran hallazgo del montaje: durante el quinto Lied, cuando Enoch ha regresado y observa a Annie sin ser visto por ella, Pastor abandona el rol de narradora para encarnar a Annie, mientras Antequera asume el papel de Enoch y le canta directamente a ella, acercándose pero sin llegar nunca a tocarla. Al igual que la incorporación de las partes cantadas, esta pequeña dramatización aporta variedad e intensidad a la obra original, sin alterar su esencia ni sus valores.

En suma: Pastor y los suyos defienden, con su versión de Enoch Arden, una apuesta valiente y no exenta de riesgos, y salen airosos de la prueba. Se trata de una obra verdaderamente dura para el público de 2014, y el trío ha sabido introducir pequeños cambios que la agilicen, pero enriqueciéndola en lugar de reducirla. Cierto que puede llegar a cansar un poco, por la longitud, y es cierto también que la acogida del auditorio fue, en el mejor de los casos, tibia. Si tenemos en cuenta que la producción lleva en activo ya más de un año, y ha pasado por escenarios como el del Teatro Principal de Alicante (mayo de 2013), cabe suponer que fue mejor recibida en otras salas, y que en cualquier caso la compañía ha invertido esfuerzo, perseverancia y un poco de fe en sacar adelante una pieza verdaderamente poco conocida para la mayoría de un público que ya es, de suyo, francamente minoritario.

VEU - Cultural Magazine of the University of Alicante


Revista Cultural VEU
Secretariado de Promoción Cultural y Lingüística
Universidad de Alicante
Carretera San Vicente s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 9593

Fax: (+34) 96 590 3464

Twitter: https://twitter.com/culturaenlaua

Facebook: http://facebook.com/culturaenlaua

For further information: informacio@ua.es, and for enquiries on this web server: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464