Saltar apartados

Rito profano

Equus de Peter Shaffer.
Versión: Isabel Guerrero y Paco Macià.
Intérpretes: César Oliva Bernal, Jaime Lorente, Eloísa Azorín, Toni Medina, Anaïs Duperreinanais, Antonio Mateos, Lorenza Di Calogero.
Dirección Paco Macià.

Fue representada el 5 de noviembre. Paraninfo de la Universidad de Alicante.

"Rito Profano", crítica de Benito Elías García

Asistir al preestreno de la última hazaña de la compañía Ferroviaria, uno de los orgullos escénicos de la provincia de Alicante, es todo un privilegio para la comunidad universitaria. La compañía viene exhibiendo su sincrética dramaturgia desde hace un par de décadas, y recientemente ha producido brillantes osadías como Himmelweg o La mujer sin atributos, obras que demuestran la propensión de su dirección hacia temas que siempre deberían ser vigentes por cuanto polémicos.

Equus no es, obviamente, una excepción. La historia de un adolescente encandilado religiosamente por los caballos resucita los fantasmas del psicoanálisis y ataca los mismos fundamentos de la cultura occidental, al subvertir los conceptos de locura y normalidad (o «salud mental»). El drama original, de Peter Shaffer, fue estrenado en el Londres de 1973, en pleno apogeo del psicoanálisis lacaniano, y puso en escena el extraño caso del joven Alan Strang, autor de un crimen cruel, sin precedentes, que llevó a la magistrada Hesther a confiarlo a Dysart, el psiquiatra que nos relatará la historia y tratará de comprender las causas de la atrocidad.

En la trama entran los padres (constantes en todo texto psicoanalítico), la enfermera, la magistrada, la seductora joven Jill y las imaginaciones del joven encausado, que permiten representar lo onírico y recrear todo lo sucedido hasta aquella fatídica noche en que Alan, a pesar de su idolatría hacia los equinos, cegó a seis de ellos con un punzón tras vivir una experiencia profundamente traumática.

La puesta en escena realizada por la Ferroviaria saca el máximo partido a las posibilidades del texto. La multidisciplinar veteranía de Paco Macià mide sabiamente los ritmos de la obra de Shaffer, sumamente versátil y hábilmente trabada, de manera que con naturalidad se despliegan las escenas y las pistas conducentes a la resolución del enigma, el móvil del crimen animalista, que en realidad es un deicidio. Nido de alucinaciones, el escenario concebido por el dramaturgo era un escenario desnudo, casi desprovisto de aparataje, que Macià respeta pero exprime en todos sus niveles. Sobre la despejada tabla, los actores ejecutan convincentemente el reparto, y el brillo de su representación oculta escasos matices de sobreactuación que afloran en alguna dicción de la segunda escena.

Los límites de la interpretación se extienden gracias a la proyección de vídeo capturado en directo, que con eficacia aumenta el atractivo de los apartes de Dysart focalizando la atención en las manos, las miradas y demás gestualidad corporal, lo cual otorga mayores dosis de dramatismo. De drama entiende mucho ya el prometedor Jaime Lorente, que destaca con una apasionada actuación en el papel de Alan. Exhibe con arrojo la variada gama de registros del personaje, desde la indiferencia hacia la locura más irredenta desatada en las últimas escenas. El actor ha pulido su talento natural, su vehemencia y enérgico carácter, hasta lograr una interpretación deslumbrante, que se ganó el respeto y la solemnidad del público presente con un cómplice silencio expectante.

A la magnífica interpretación general de los actores hemos de sumar la conseguida imitación de los movimientos equinos, llevados a cabo por actores que visten prótesis y se desplazan por el escenario con el orgullo del noble animal, introduciendo componentes de danza muy depurados. Por su lado, la música acompaña discretamente durante la representación, a excepción de los momentos frenéticos que en ocasiones se desarrollan a propósito de la alteridad psíquica de Alan. Mayor protagonismo cobra la luminotecnia, que permite convertir el escenario en diferentes espacios superpuestos con tanta destreza que el espectador tiene clarísimo cuándo está presenciando uno de los flashback de la historia, narrados por Dysart, o cuándo se trata de la representación de los sueños y del inconsciente del joven Alan durante las sesiones de psiquiatría.

Dentro de sus recuerdos, la luz fría, que predomina en la obra y casa con la sordidez del argumento, se torna cálida y sutilmente violenta, logrando una sencillez loablemente efectiva. Así, el director nos lleva con gran agilidad durante dos horas hacia el intenso final, un dionisíaco clímax de violencia y sexualidad que extasía al espectador y lo agita en su silencio observador. Junto a la turbación de los caballos, se sacuden y conjugan las luces, la música y la desnudez de los dos actores en escena para asegurar que la catarsis sea irreversible.

Una lástima que la experimentáramos un tercio de la capacidad del Paraninfo, y una extrañeza si tenemos en cuenta el gran éxito que tiene la Compañía Ferroviaria en Murcia, Madrid y otros muchos escenarios españoles. No quiero pronunciarme sobre si tal hecho habla bien de esos otros públicos o mal de nosotros, habitantes de la provincia que vio nacer este importantísimo proyecto teatral.

En definitiva, la potente interpretación de la Ferroviaria roza el ritualismo y con ello se emparenta con uno de los principales temas de la obra: la (im)posibilidad de imbuir de ánima a la prosaica existencia tardocapitalista, la cual confina en hospitales psiquiátricos a quienes aún nombran dioses a las manifestaciones naturales del cosmos. La puesta en escena es tan eficaz que el espectador casi logra palpar esa magia prohibida por la normalidad.

VEU - Cultural Magazine of the University of Alicante


Revista Cultural VEU
Secretariado de Promoción Cultural y Lingüística
Universidad de Alicante
Carretera San Vicente s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 9593

Fax: (+34) 96 590 3464

Twitter: https://twitter.com/culturaenlaua

Facebook: http://facebook.com/culturaenlaua

For further information: informacio@ua.es, and for enquiries on this web server: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464