Saltar apartados

Doble o nada

FICHA TÉCNICA
TÍTULO: Casino
ACTORES: Robert DeNiro, Sharon Stone, Joe Pesci, James Woods, Kevin Pollak
DIRECTOR: Martin Scorsese
ESCRITOR: Nicholas Pileggi y Martin Scorsese (Basada en la novela de Nicholas Pileggi)
PRODUCTOR: Barbara De Fina
MÚSICA: Varios
FOTOGRAFÍA: Robert Richardson
MONTAJE: Thelma Shoonmaker
E.E.U.U. 1995 Universal Pictures
DURACIÓN: 178’

DOBLE O NADA

Una crítica de José Manuel Payá





“Basada en una historia real…”. Cuando uno lee esto al inicio de la película no le da demasiada importancia, pero es al acabar el film cuando se recuerda este apunte, sobrecogido. Durante las casi tres horas que dura Casino, asistimos a todo tipo de tejemanejes y situaciones que hacen que sea difícil conciliar el sueño al pensar que esto existe o ha existido. Martin Scorsese adapta, con esta película, la novela de Nicholas Pileggi, con quien ya trabajó cinco años atrás en Uno de los nuestros (Goodfellas, 1990) ,basada también en otra de sus novelas. Scorsese firma junto con Pileggi el guión de sendas cintas y es innegable que tienen mucho en común.
Casino nos cuenta la historia de Sam “Ace” Rothstein, un apostador profesional con la habilidad de analizar hasta el mínimo detalle y conseguir pronosticar sin lugar a dudas el caballo ganador. Esto no pasa inadvertido para influyentes familias mafiosas y su habilidad es premiada viéndose Rothstein convertido en el director de un importante casino. A lo largo de su vida siempre ha sabido a qué caballo apostar, hasta que se cruza en su camino Ginger (Sharon Stone, en una impresionante actuación.) y este hace caso omiso a su instinto para dejarse guiar por el amor que por ella siente. Esta apuesta cambiará para siempre la racha de buena suerte que había tenido hasta el momento.
Impresionante trabajo el de DeNiro y Stone, y no menos impresionante el del grandísimo Joe Pesci, quien, aún con la dificultad de tener un rol muy similar al de Uno de los nuestros, sale airoso brindándonos una de sus mejores interpretaciones.
Fabulosa dirección por parte de Scorsese la cual, junto con el montaje de Thelma Shoonmaker, da un toque dinámico a la película que agiliza su larga duración. A este respecto decir que en ningún momento se hace tediosa ni aburrida. Por el contrario, cada escena deja al espectador con interés por saber qué va a pasar a continuación. Esa habilidad para hacer que tres horas pasen como si fuese la mitad de tiempo no la tiene cualquiera.
Como siempre, Scorsese hace gala de su particular estilo: esos movimientos de cámara casi de videoclip, esa forma de resaltar los puntos de interés sobre iluminando descaradamente a un personaje o la magistral forma de utilizar la música…Todo ello convierte su cine en piezas de orfebre de autoría inconfundible.
Pero no estoy aquí para emitir adulaciones sino críticas y aunque asumo que me arriesgo a ser tachado de hereje por los fans más acérrimos de la película, creo que es mi deber apuntar, aunque solo sea un par de cosas, a mi entender, mejorables. Para empezar, teniendo en cuenta el final de la película, podríamos decir que la escena de apertura del film es tramposa y con tramposa me refiero a que no se debe engañar al espectador. Se puede contar una verdad a medias, pero nunca una mentira, porque si no, el espectador se puede sentir engañado. Sobre esta y otras películas de gangsters se hizo la parodia Jane Austen’s Mafia!, 1998 (Mafia. ¡estafa como puedas! en nuestro país) donde se hace especial hincapié en esta escena (y cuando digo “hincapié” quiero decir “parodia”) en la que vemos al protagonista de la película volar por los aires y aparecer después totalmente quemado para reaparecer solo unos minutos después con tan solo una tirita en la barbilla. La escena de apertura de Casino es impresionante, pero no es coherente para lo que ocurrirá después y solo si la tomamos desde un punto de vista metafórico tendrá lógica.
Por otro lado, la duración de la película es excesiva, lo que no quiere decir que sea insoportable, ni mucho menos, como ya he comentado antes. Seguramente esta historia podría haberse contado con media hora menos de metraje, pero hay que romper una lanza a favor de los responsables de la cinta ya que al tratarse de un guión basado en una historia real existe la tendencia de contar una serie de puntos clave, cosa que en la ficción no ocurre porque el guión surge de la mente del escritor y este decide que elementos incluir. Esto mismo le ocurre también a Uno de los nuestros. Por otro lado, el hecho de narrar la historia como si de una crónica se tratase imprime más realismo a la cinta y hace que el espectador empatice más con la trama y termine olvidando que está viendo una película.

En conclusión, Casino es otra de esas indiscutibles joyas del cine, no apta para los estómagos más sensibles y totalmente recomendable para los cinéfilos más voraces, que a pesar de tener algunos años sigue estando tan vigente como el primer día y es un perfecto ejemplo y resumen del estilo de este maestro que es Martin Scorsese.

VEU Revista Cultural de la Universidad de Alicante


VEU Revista Cultural de la Universidad de Alicante
Secretariado de Promoción Cultural y Lingüística
Edif. Germán Bernácer
Universidad de Alicante
Carretera San Vicente s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 9593

Fax: (+34) 96 590 3464

Twitter: https://twitter.com/culturaenlaua

Facebook: http://facebook.com/culturaenlaua

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464