Saltar apartados

LISÍSTRATA EN BLUE JEANS

Por Davide Mombelli

Lisístrata
de Aristófanes. Traducción y versión al castellano: Pedro Sáenz Almeida. Dirección: Andrés Vinaches y Tomàs Mestre. Compañía Teatro Universitario Clásico y Teatre Universitari. Intérpretes: Irene Coloma, Ángela Molas, Sandra Huete, Irina Sempere, Ade Alcahud, etc. Músicas originales: Sandra Huete, David Gonález y Laura J. García. Iluminación y sonido: Jordi Chicoy. Paraninfo (Universidad de Alicante), 06/11/2012.

“Existen dos cosas muy importantes en el mundo: una es el sexo, de la otra no me acuerdo", dijo alguna vez Woody Allen. Y puede que los personajes de la Lisístrata de Aristófanes, más de dos mil años antes, estuvieran de acuerdo con el director neoyorquino: en la obra del comediógrafo griego, estrenada en las Leneas del 411 a. C. durante la guerra del Peloponeso, no es la diplomacia o el acero lo que pone fin a la guerra entre Atenas y Esparta, sino una huelga de sexo secundada por todas las mujeres de la Hélade; la privación de una de las cosas más importantes del mundo (la que nadie olvida) hace que los guerreros depongan al fin las armas y vuelvan a sus casas o, mejor dicho, a sus camas. El genio cómico de Aristófanes hila un relato en el que el ritmo dramático no decae en ningún momento, jugando con un lenguaje que roza voluntariamente lo trivial y lo descarado para provocar en el espectador una risa liberadora.



El pasado día 6 de noviembre las compañías Teatro Universitario Clásico y Teatre Universitari de la UA propusieron una revisión de este clásico de la comicidad universal, enfrentándose al desafío de modernizar y actualizar tanto el texto (traducción y versión al castellano de Pedro Sáenz Almeida) como la puesta en escena.

Varias son las novedades insertadas por los dos directores. Sorprende, en particular, la organización del espacio escénico. Los actores, en medio de la representación, bajan del escenario confundiéndose con el público para ampliar la sensación de caos que el enfrentamiento entre hombres y mujeres requería. Si la intención es buena, quizá el resultado un poco menos, ya que, atentando contra la comodidad del espectador, sí se consigue el efecto deseado, pero a costa de la fluidez rítmica de la representación. La escenografía, casi inexistente (un simple telón de fondo negro), es eficazmente suplantada por una inteligente disposición de los actores en el escenario. En cuanto a la iluminación, destaca sobre todo el juego de luces empleado durante el enfrentamiento entre los dos coros, de fuerte efecto cómico y escenográfico. En el vestuario prevalece lo ecléctico: Lisistrata en virginal túnica blanca, los espartanos disfrazados de punks o las mujeres vestidas a la moda actual dan forma a una heterogeneidad visiva que quiere sumarse, consiguiéndolo, a la rebosante invención textual.

La música utilizada en los momentos corales ha sido en parte compuesta por los actores mismos, quienes se encargan también de la ejecución. Las letras intentan acercarse al lector, proponiendo en algunas ocasiones temas o referencias más cercanos al público, una operación que (no siempre) resulta algo débil y a veces poco afortunada; la misma suerte le ha tocado a algunos chistes no presentes en el original, que, insertando un anacronismo en la obra, corren el riesgo de ser demasiado fáciles.

Aun así, en líneas generales la obra ha sido un éxito, vista también la reacción de un público que se dejó transportar por la comicidad de Aristófanes, interpretada de manera convincente por los actores: se ha intentado, justamente, poner en la escena unos tipos humanos más cercanos al mundo actual, a través de una actuación modernizada y, por ello, acertada. Al buen hacer de Irene Coloma como Lisístrata se suman los destacados papeles de Ángela Molas como Calonica, Sandra Huete como Mirrina, y Ade Alcahud en la piel del comisario.

En definitiva, la versión de Lisístrata propuesta por Vinaches y Mestre es una pretexto para pasar un buen rato, divertirse con los atrevidos giros verbales que caracterizan la comedia y, si tomamos en serio la comedia – una paradoja interpretativa a la que sólo las grandes obras cómicas invitan –, es también una ocasión para pensar y recordar el peso de la otra de las cosas más importantes en este mundo, y de la que el hombre se olvida con demasiada facilidad: la paz.

VEU Revista Cultural de la Universidad de Alicante


VEU Revista Cultural de la Universidad de Alicante
Secretariado de Promoción Cultural y Lingüística
Edif. Germán Bernácer
Universidad de Alicante
Carretera San Vicente s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 9593

Fax: (+34) 96 590 3464

Twitter: https://twitter.com/culturaenlaua

Facebook: http://facebook.com/culturaenlaua

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464