Saltar apartados

Juglares de nuestro tiempo

JUGLARES DE NUESTRO TIEMPO: LA PALABRA DICHA Y CANTADA





Elogio de la palabra con Amancio Prada y Juan Carlos Mestre.
Salón de Actos Colegio Mayor, 14 de diciembre.

Una crítica de Virgilio Tortosa, profesor titular de Filología Española

La relación escénica entre el cantautor Amancio Prada y el poeta Juan Carlos Mestre viene ya de largo y es harto fructífera. Aunque pertenecientes ambos a distintas generaciones, de idéntico origen en el Bierzo leonés, el compositor y cantautor lo incorporó en un momento determinado a sus giras musicales como queriendo demostrar el abrazo inevitable entre palabra cantada y recitada. Una complicidad que se ha ido forjando con el tiempo y que en el escenario se presentifica en todo momento y en cada gesto de este espectáculo conjunto. Alternando canción con poema y culminando su trenzado con poemas del vate musicados y dichos a dúo, el espectáculo avanza en una ceremonia de celebración de la palabra. En realidad, se trata de la celebración de la juglaría en nuestro tiempo, una juglaría que convoca con fuerte sentido reivindicativo. Parece que Prada y Mestre convoquen a su público en torno a la palabra precisamente para adorarla pero más bien reivindican todo el potencial imaginario susceptible de revelar el verbo en una sociedad que ha ido cediendo a la imagen su componente cognitivo. Así, cantando Prada piezas clásicas como «El romance del Conde Arnaldos» o recitando Mestre el poema «Yo, Jimena», hunden sus raíces en una tradición cancioneril popular con pretensiones de recrear un acerbo común. También a ambos les une, y lo demuestran en el escenario cada cual a su manera, ser conciencia viva de su tiempo, con poemas y expresiones reivindicativas por la dignidad humana, muy en especial de los machacados y humillados a los que la historia oficial los apeó en algún momento y quedan fuera de toda representación. Amancio Prada se mostró un punto excesivo glosador de canciones o poemas; y Mestre, menos parlanchín de lo habitual, no dejó de mostrar su lado social y reivindicativo (por ejemplo con una escuela pública) en los mínimos comentarios con los que articuló sus poemas. Acompañado este último por su acordeón como es habitual, y sus mínimos instrumentos de percusión, fue recitando clásicos de su repertorio como «Antífona del otoño en el valle del Bierzo», «Retrato de familia» o «Cavalo Morto». Poeta destacado de los 80, es hoy referencia obligada de una escritura con brillos entre simbolistas y surreales que rescatan la honda tradición universal al tiempo que están atentos a la propia tradición castellana, nada que ver con la poesía que proliferó en esa década manida y artificiosa llamada «poesía de la experiencia», no en vano es considerado una de las cabezas visibles de la disidencia lírica, junto a Jorge Riechmann, y su voz es testimonio de la no concesión y el compromiso ético en una poesía de la conciencia.

Por su parte, Amancio Prada forma parte de esa brillante generación de cantautores que ha interpretado la honda tradición lírica castellana como bien se encargó de cantar piezas memorables de San Juan de la Cruz (Cántico espiritual), de Rosalía de Castro (en galego), de Miguel Hernández, romances (Romance de la muerte, cantado a capella) y formas populares, además de la canción que el cineasta Martín Patino acaba de volver a popularizar con su último documental sobre el movimiento 15-M, precisamente titulado con el nombre de la canción «Libre te quiero». Su voz sonó, una vez más clara y dulce como si no pasaran los años en quien es referencia de toda una generación.

Juan Carlos Mestre, más apagado, quizá acusando el cansancio de una gira de presentaciones de su último poemario El panadero de la bicicleta, recién aparecido y tal vez por el estrellato que supone haber recibido el Premio Nacional de Poesía en 2009, su poesía no sonó tan vibrante como suele ser lo habitual en él. Eso no quita para reconocer momentos sublimes en ambos, y reconocer en él a la mejor voz de la poesía en nuestra lengua, trémula y vibrante como pocas.

VEU Revista cultural de la Universidad de Alicante


Revista Cultural VEU
Secretariado de Promoción Cultural y Lingüística
Universidad de Alicante
Carretera San Vicente s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 9593

Fax: (+34) 96 590 3464

Twitter: https://twitter.com/culturaenlaua

Facebook: http://facebook.com/culturaenlaua

Google+: http://google.com/+Culturaenlaua

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464