Saltar apartados

EL SOL SE PONE PARA TODOS



El sol se pone para todos

Una crítica de 'Sunset Boulevard', por José Manuel Payá

Aparece el logo de la Paramount, funde a negro y vemos una acera de una calle cualquiera, pero cuando la cámara baja no es una calle cualquiera: es Sunset Boulevard. La cámara se desplaza lentamente por la carretera mientras aparecen los títulos de crédito. Al cesar éstos, la cámara se alza y vemos cómo, desde el final de la calle, varios vehículos policiales se acercan a toda prisa y al rebasar el último la posición de la cámara, ésta pivota frenéticamente como arrastrada por la corriente. Los vehículos atraviesan una icónica avenida sembrada de palmeras y finalmente penetran a toda prisa en el terreno de una lujosa pero decadente mansión. Hay un hombre muerto en la piscina y él es quien narra la película… La primera vez que vi esta película pensé “¿Y ahora qué va a hacer? ¡Si ya sabemos cómo acaba!” e inmediatamente después me sobrecogí al pensar que si el señor Billy Wilder se podía permitir el lujo de empezar por el final es que me estaba enfrentando a una película de esas que cuentan “algo más”, y efectivamente así fue.

Billy Wilder fue un director estadounidense de origen austriaco. Tuvo que abandonar Berlín, donde trabajó como cronista una época, cuando Hitler subió al poder y vivió primero en Francia y posteriormente en Estados Unidos. Vivió en la más absoluta miseria durante largo tiempo junto con el actor Peter Lorre -a quien conoció en Francia- hasta que consiguió un puesto como guionista para la Paramount. Su maestro fue el prolífico y prematuramente desaparecido director de cine Ernst Lubitsch. Wilder escribió unas sesenta películas y dirigió veintiséis, de las cuales veintiuna -¡nada menos que veintiuna!- obtuvieron nominaciones a los Oscar, obteniendo seis premios de la academia a lo largo de su carrera. Dirigió grandes joyas de todos los géneros como Irma la dulce (1963), con unos impagables Jack Lemon y Shirley McLane con quienes había trabajado tres años antes en El Apartamento (1960), Con faldas y a lo loco (1959) o Perdición (1944). Curiosamente pasó los últimos veintiún años de su vida sin dirigir porque las compañías aseguradoras lo consideraban demasiado mayor y no querían correr el riesgo. Así que, al tiempo que fue una denuncia de la situación de muchas de las estrellas de Hollywood del momento, tristemente, Sunset Boulevard fue también una suerte de presagio del propio final del director.




La película cuenta la historia de un guionista de segunda (William Holden) quien, huyendo de sus acreedores, acaba conociendo a una vieja gloria del cine mudo que vive olvidada en su mansión desde el surgimiento del cine sonoro (Gloria Swanson). Entre ellos surgirá una extraña relación de dependencia que les llevará a ambos por caminos que no esperaban. Gloria Swanson aprovecha esta película para contar su propia historia y denunciar la situación que vivieron muchos actores con la transición al cine sonoro. De hecho en la película encontramos también, entre otros, al gran Buster Keaton y al no menos grande Erich von Stroheim, artífice de la impresionante Avaricia (1924), quienes también aprovechan la cinta como una suerte de venganza o denuncia de sus propias situaciones. También aparecen, aunque no con las mismas implicaciones que los anteriores, el director Cecil B. DeMille, rodando (realmente) su película Sansón y Dalila en los estudios Paramount. La película es hoy una de las más importantes de la historia del cine pero en su día tuvo una acogida un tanto desoladora, sobre todo para Wilder quien, a raíz de una primera proyección en Illinois, decidió cambiar la escena inicial de la película. En ésta originalmente asistíamos a la conversación entre los cadáveres de una morgue, quienes se contaban entre ellos cómo habían muerto cada uno. Dicha escena no fue entendida por el público y terminaron por reír a carcajadas al pensar que era una situación cómica y no entender el dramatismo con el que Wilder pretendía cargar la secuencia. Finalmente fue sustituida por la actual del cadáver en la piscina, la cual, por cierto, supuso un desafío técnico impresionante: dado que Wilder quería el punto de vista desde dentro de la piscina pero esto suponía que habría que grabar desde debajo del agua y eso encarecía mucho la escena y podían producirse daños en los equipos. Finalmente se utilizó un inmenso espejo que se colocó en el fondo de la piscina y se rodó el reflejo de éste desde fuera quedando un resultado tan impecable que da a pensar que no hubiese quedado mejor si se hubiese hecho de otro modo.

No debería nadie, bajo ningún concepto, perder cualquier oportunidad de ver esta película, es una delicia tanto técnica como artística y al mismo tiempo es un arma cargada cuyo disparo no dejará a nadie indiferente. Se hace necesaria la alusión a The Artist (2011) que trata exactamente el mismo tema y fue un gran éxito. Eso sí, necesariamente palidece ante la obra de Wilder, por lo que si os gustó la película de Michel Hazanavicius, no deberíais perderos la obra maestra de Billy Wilder.

En el ciclo, dedicado a los cineastas Paul Thomas Anderson, Ford y Billy Wilder, entre otros, también podremos ver: Magnolia (Paul Thomas Anderson; 1999) Jueves 20 de Febrero, Boogie Nights (Paul Thomas Anderson; 1997) Jueves 27 de Febrero, Lost Patrol (La patrulla perdida, John Ford; 1934) Jueves 6 de Marzo, Cat People (La mujer pantera, Jacques Tourneur; 1942) Jueves 13 de Marzo, Jaws (Tiburón, Steven Spielberg; 1975) Jueves 20 de Marzo, Signs (Señales, M. Night Shyamalan; 2002) Jueves 27 de Marzo, Sunset Blvd. (El crepúsculo de los dioses, Billy Wilder; 1950) Jueves 3 de Abril, The Bad and the Beautiful (Cautivos del mal, Vincente Minnelli; 1952) Jueves 10 de Marzo, Barton Fink (Joel & Ethan Coen ;1991) Jueves 8 de Mayo y The player (El juego de Hollywood, Robert Altman; 1992) Jueves 15 de Mayo.

Fichero adjunto: Sunset Blv-2760índice2


VEU Revista cultural de la Universidad de Alicante


Revista Cultural VEU
Secretariado de Promoción Cultural y Lingüística
Universidad de Alicante
Carretera San Vicente s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 9593

Fax: (+34) 96 590 3464

Twitter: https://twitter.com/culturaenlaua

Facebook: http://facebook.com/culturaenlaua

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464