Saltar apartados
  • UA
  • veu.ua.es
  • Crítica de la obra 'Espérame en el cielo... o mejor, no'

Crítica de la obra 'Espérame en el cielo... o mejor, no'

Espérame en el cielo… o, mejor, no de Diana M. de Paco.
Producción: Espacioimaginado (con la colaboración de Centro Párraga de Murcia).
Intérpretes: María Alarcón y Verónica Bermúdez.
Dramaturgia: Mariángeles Rodríguez y Diana M. de Paco.
Dirección: Mariángeles Rodríguez y Jorge Fullana.
Jefe técnico: David Terol.
Espacio escénico: Jorge Fullana.
Músico: Antonio Pérez de Paco.

Representada el 27 de noviembre en el salón de actos de la Facultad de Educación de la Universidad de Alicante.

"GINECEO", crítica de Alberto Albert Alonso

La compañía Espacioimaginado, nacida como un proyecto de cooperación de los recién titulados en la Escuela Superior de Arte Dramático de la Región de Murcia, vuelve a llevar a escena Espérame en el cielo… o, mejor, no, un texto de Diana M. de Paco, dramaturga y profesora titular de Filología Griega de la Universidad de Murcia. La representación ya se trajo a la provincia de Alicante el curso pasado y esta vez vuelve a lograr una considerable acogida por parte del público.

Espérame en el cielo… o, mejor, no plantea de una forma tragicómica, agridulce, la situación de cuatro mujeres de condiciones distintas: una anciana, o “señora recortada” por las recientes políticas del Gobierno, una muchacha joven que detesta la incapacidad de su novio (o “amigo blando”) para mentir, una médica forense que se ha acostumbrado a conversar con los cadáveres, y una joven musulmana que sigue buscando a su hermano después de su separación. Todo está trazado mediante una sucesión de monólogos encadenados que dan dinamismo al texto, que permiten al espectador ir hilando la trama teatral de una manera pausada y meditativa.

El espacio escénico es sencillo y operable, y consigue suplir la carencia del espacio teatral, un salón de actos que, para la representación, resulta comprimido y dificultoso. El público asiste a una sala de autopsias, a un depósito de cadáveres. Todos ellos femeninos. A través del examen médico, las cuatro mujeres van contando sus experiencias ante una entidad de poder: sea el gobierno, sea el amante. La mujer ha sido reducida a ese espacio femenino, que, sin duda, lo convertirá en ágora de desahogo íntimo. Una morgue como gineceo. La sencillez escénica es adecuada para el correcto desplazamiento de las dos actrices, quienes aprovechan todo objeto de la escenografía e incluso llegan a fundirse con ella, como un logrado ejercicio de danza-teatro. La interpretación de las actrices y los efectos de sonido logran, en un correcto ensamblaje, la visión de objetos que no están en escena.

La iluminación, como el sonido, opera en absoluta coordinación con el parlamento de las actrices y con sus movimientos. El foco centra los monólogos y marca con tonos azules el exterior del espacio dramático y con tonos cálidos su interior. La iluminación desarrolla su punto clave, como signo teatral, al final de la representación: como túnel hacia el cielo o, mejor, hacia un gineceo ya exento de agorafobia. El vestuario es ad hoc a la fuerza dramática de los personajes: la anciana cubierta absolutamente, la joven cada vez más desnuda, la musulmana embozada y la médica forense se mantiene toda la obra con su suéter morado.

Los ritmos en la obra están bien medidos teniendo en cuenta la dificultad de coordinar varios elementos: la voz, el gesto, el efecto de sonido, las voces en off (que son como los antiguos coros), la iluminación y la música. Las actrices, María Alarcón y Verónica Bermúdez, miden también el tempo para las partes cómicas y mantienen una sostenida dicción. La fuerza expresiva de ambas actrices es de una gran entrega teniendo en cuenta que se trata de esos monólogos encadenados que requieren concentración con personajes in absentia (y con algunos objetos) y teniendo en cuenta también que cada una de ellas encarna a dos personajes femeninos. A toda esta puesta en escena coordinada se suma la interpretación musical del joven Antonio Pérez de Paco, de quien destaca su profesionalidad y versatilidad: se atreve, en directo, con varios instrumentos y los adecúa al momento escénico.

El peso teatral fue llevado con éxito por parte de un espacio reservado a las cuatro mujeres, pero con un mensaje para la totalidad del público. Fue ejemplo de una seria preocupación por el montaje teatral, por medir correctamente los ritmos y coordinar iluminación, sonido, música, espacio, objeto, gesto y voz. La representación tuvo una buena acogida por parte del público asistente a un gineceo que reclamaba su propia oratoria en una sociedad más libre.

VEU Revista cultural de la Universidad de Alicante


Revista Cultural VEU
Secretariado de Promoción Cultural y Lingüística
Universidad de Alicante
Carretera San Vicente s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 9593

Fax: (+34) 96 590 3464

Twitter: https://twitter.com/culturaenlaua

Facebook: http://facebook.com/culturaenlaua

Google+: http://google.com/+Culturaenlaua

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464