Saltar apartados

Una casta ambivalente

  • Una joven casta de Thomas Middleton
  • Paraninfo UA, 3 de noviembre
  •  Reparto: Aurora Briz, Sonia Sierra, Sergio Sempere, Ángel Romero, Ángela Romero, Ricardo Molina, Fulgencio Muñoz, Noé Vicente, Paco Peraile, Victoria Martínez, Inés Azorín, Ana Lucía, Minerva Ñíguez, Juan Carlos Gascón
  •  Traducción y versión: John D. Sanderson
  • Máscaras: Charo López de Pablos
  • Vestuario: Paco Alegre.
  • Sastrería: Ana Collados y Pilar Valenciano.
  • Música: Aurora Briz
  • Iluminación: Juan Luis Mira
  • Dirección: Polux Hernúñez.


Una casta ambivalente


Una crítica de Sara J. Trigueros

Cuando Thomas Middleton escribe hacia 1613 Una joven casta —hábil traducción del juego de palabras contenido en A Chaste Maid in Cheapside— aún está lejos esa ciudad protagonista del relato que tan acostumbrados estamos a ver en formato audiovisual (pienso en obras como The Wire o Los Soprano). No obstante, pese a los cuatro siglos que median desde este contemporáneo de Shakespeare cuyas obras pocas veces se han visto sobre tablas hispanas, pueden tenderse puentes hacia el presente que permiten la resemantización de esta comedia urbana. Uno de estos puentes es la urbe en decadencia perfilada a través de los arquetipos de sus clases sociales; una sociedad que no es la nuestra, pero bien podría. Otro de los puentes, actuando como contrapeso, es la jocosidad: ese lenguaje universal que permite criticar a través de la sátira.

El pasado 3 de noviembre el Paraninfo de la Universidad de Alicante contó, como ya hizo en octubre, con el grupo de TEADA, esta vez bajo la dirección de Pollux Hernúñez y con un texto traducido por John D. Sanderson. La representación se llevó a cabo con una atrevida puesta en escena mediante máscaras que, en confrontación con la parca escenografía, hicieron más fácil el reconocimiento de los personajes y de los arquetipos a quienes caracterizaban. Importante acierto por parte del vestuario, que sólo tuvo como ingrediente negativo las consecuencias acústicas del atuendo, pues en más de una ocasión fue necesario echar mano de los subtítulos —en inglés— para poder intuir el contenido de algunas frases extraviadas. Como punto de equilibrio entre los dos elementos contrastantes (un escenario vacío y el llamativo vestuario) se encontraba un juego de luces con la virtud de no destacar, ni por exceso ni por carencia, en un marco teatral donde la atención caía casi exclusivamente sobre los personajes.

La joven casta de Middleton es, como preludiaba más arriba, una astucia lingüística. Por un lado, hace referencia a la joven (y casta) hija del orfebre que actúa como desencadenante de la mayor parte del enredo (matrimonio por conveniencia, enfrentamiento entre pretendientes, triunfo del verdadero amor). Por otro, a la burguesía como casta incipiente que aparece como telón de fondo de la trama principal, con sus correspondientes intrigas: los hijos como objeto de interés económico, la vejación voluntaria para la obtención de pingües beneficios lucrativos, el contraste entre clases sociales e intelectuales y, en definitiva, las relaciones entre todos los estratos de un Londres jacobino que en no pocas ocasiones nos recuerda nuestras propias inquietudes barnizadas con una ironía que va de lo sutil a lo obsceno sin perjuicio del ritmo de la acción dramática.

Del aspecto musical cabe destacar la ejecución vocal por parte de la inmensa mayoría de los actores, incrementando la fuerza cómica, aunque recurriendo en ocasiones a anacronismos que, pese a servir de guiño cómplice al espectador, en su repetición encontraban un uso excesivo. Sin embargo, el resultado general fue positivo y a ello contribuyó sin duda la interpretación general de los actores, donde destacaría el buen hacer de Sergio Sempere y Ángel Romero, que ya pisaron las tablas en octubre con papeles trágicos y que el pasado martes hicieron reír demostrando una maleabilidad que no pasó desapercibida a quienes repitieron ocasión. A ellos cabe añadir la capacidad del resto del reparto para individualizar su propio papel y contribuir con sus inflexiones a darle mayor solidez a los arquetipos representados.

De aquí se sigue una conclusión que no debería ser a estas alturas sorprendente: de la representación salimos contentos y divertidos la mayoría de los asistentes, aceptando la invitación a la crítica desde el humor, después de un doble acercamiento: el de una obra pretérita a un público actual e inconformista y el del espectador a un teatro ajeno a su tiempo pero que, como las grandes obras, se actualiza cada vez que es interpretado de nuevo.

VEU Revista cultural de la Universidad de Alicante


Revista Cultural VEU
Secretariado de Promoción Cultural y Lingüística
Universidad de Alicante
Carretera San Vicente s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 9593

Fax: (+34) 96 590 3464

Twitter: https://twitter.com/culturaenlaua

Facebook: http://facebook.com/culturaenlaua

Google+: http://google.com/+Culturaenlaua

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464