Saltar apartados

Y cayeron las paredes del teatro

  • La gent, de Pérez&Disla.
  • Intérpretes: Ruth Atienza, Juli Disla, César Tormo, Lorena López, Toni Agustí y otros.
  • Dramaturgia: Pérez& Disla.
  • Texto: Juli Disla.
  • Dirección: Jaume Pérez.
  • 28 de octubre de 2015. Paraninfo de la Universidad de Alicante


Y cayeron las paredes del teatro


Una crítica de Jorge Ruipérez Puentes

Resulta recurrente entre los ideólogos del teatro reflexionar sobre en qué medida se puede o se debe trasladar la realidad sin filtros a la escena, con toda su crueldad e imprevisibilidad bajo los focos. En la actualidad, el sistema Stanislavski y todas sus ramificaciones monopolizan la formación teatral, siempre en busca de la máxima veracidad; no obstante, esta concepción del drama como imitación no deja de ser un modo de representar, un hecho autónomo de la realidad en sí. Entonces, ¿realmente es posible un arte concebido como extensión de la propia vida?

 La gent, espectáculo de la compañía valenciana Pérez&Disla, tiene mucho que decir al respecto. La misma puesta en escena resulta reveladora. El público, privado de la oscuridad del patio de butacas, es situado sin saber la razón en el mismo escenario –desprovisto de cualquier decorado o iluminación determinada–, bajo la dirección de dos resueltos actores que, interpretando a dos activistas sociales, nos agradecen la asistencia a la asamblea y disponen unas sillas plegables para acomodarnos. El espectador se sorprende entonces coqueteando con la condición de actor, ya que los actores-activistas sociales nos informan que podemos participar abiertamente en la reunión. Así, la escena se concibe como un juego constante con lo real, en el que al principio se vuelve confuso discernir si quien se lanza a hablar es actor o no, si bien tal efecto únicamente dura unos minutos, hasta que se descubre la dinámica del espectáculo.

Y es que es importante aclarar que, aunque la compañía valenciana propone una lograda superposición de los planos real y ficcional, el espectáculo nunca abandona su naturaleza estrictamente dramática. La cuarta pared está magistralmente difuminada, pero nunca desaparece. En ocasiones, la llamada a la participación del público o el juego entre la realidad y la ficción de la asamblea podría llevarnos a pensar que estamos cerca de un teatro político que busque dinamitar la supuesta pasividad del espectador –cabe pensar en el Teatro del Oprimido de Augusto Boal o, en una vertiente diferente, el de Bertolt Brecht–; sin embargo, aunque el cuerpo del espectador desearía, en ocasiones, participar, lo cierto es que hay una pequeña gran  trampa. Cuando uno se para a pensar qué decir, cae en la cuenta de que el lenguaje que se maneja no fomenta el debate político verdadero, sino que recoge, en una visión tremendamente atenta por parte de Jaume Pérez y Juli Disla, toda la tópica y vocabulario de los mecanismos de participación derivados del 15M, pero que aquí aparece carente de contenido. No se busca la participación del público, sino que es una pose para que el espectador entre con mayor fuerza en la acción dramática y así fomente su empatía hacía el drama que allí se desarrolla.     

Así, el espectáculo adquiere dos valores fundamentales: por un lado, el de estudio sociológico, puesto que se analiza lúcidamente el comportamiento de una agrupación de personas persiguiendo un determinado fin; y, por otro, el valor puramente dramático, por el cual aparecen una serie de personajes ligeramente tipificados que generan un retrato fundamentalmente paródico de estas reuniones, si bien, en momentos puntuales, sus anhelos insatisfechos, miedos y frustraciones también pueden llegar a caer sobre nosotros con gran peso. 
En suma, La gent es un espectáculo inteligente, que arrastra al espectador dentro de la acción dramática sin que este pierda su condición de observador. Los actores nos hablan de forma directa, incluso nos ofrecen comida, por lo que, juntos, olemos, tocamos y sentimos un clima común, de manera que se asume el drama de una forma vívida. Así, las preguntas que se plantean –profundamente actuales, referidas la posibilidad real de cambiar la sociedad, la utilidad práctica de los mecanismos colectivos, etc.–  resuenan con mayor fuerza en un teatro que  ve como se derriban sus paredes y entra con fuerza la verdad de la calle para inundar la escena con un aire fresco más que loable. 

 

VEU Revista cultural de la Universidad de Alicante


Revista Cultural VEU
Secretariado de Promoción Cultural y Lingüística
Universidad de Alicante
Carretera San Vicente s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 9593

Fax: (+34) 96 590 3464

Twitter: https://twitter.com/culturaenlaua

Facebook: http://facebook.com/culturaenlaua

Google+: http://google.com/+Culturaenlaua

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464