Saltar apartados
  • UA
  • veu.ua.es
  • "Acrobacias militantes". Reseña de "Ámbar", por Jorge Ruipérez

"Acrobacias militantes". Reseña de "Ámbar", por Jorge Ruipérez

Alicante, 17 de octubre de 2016

Ámbar. Cía. Botproject.

Dirección: Ángel de Miguel.
Intérpretes: Lucas Ruiz e Iván Serrano.
Producción: Lucas Ruiz.
Escenografía y utilería: Lucas Ruiz.
Diseño de maquillaje y vestuario: Raquel Climent.
Animación: Juan Ruiz.
Técnico y diseño de luces: Juan Ruiz.
Composición musical: Iván Serrano y Lucas Ruiz.                                      
28 de septiembre de 2016. Paraninfo de la Universidad de Alicante.

Acrobacias militantes

Por Jorge Ruipérez Puentes

Una figura se suspende en el aire. Titilan sus pies sobre una tabla torpe que trata de equilibrarse en el baile de una pelota. La silueta rompe el silencio: “Tant com estime la terra, ai mare! / I no vull ser llaurador, ai mare!”. Es la poderosa Cançó del llaurador, de Ovidi Montllor. Sobria, enigmática, a medida que aquella forma flotante entona sus versos, la canción se convierte en una fuerza plomiza; invisible, ha aparecido otra figura: “Si no hem compren un tractor, ai mare! / Que les xiquetes del poble, ai mare! / No em volen veure amb la mula”. Un audiovisual muestra al artista conduciendo un coche de lujo junto a una bella mujer; mientras, el equilibrista real, el que lucha por mantener su ejercicio frente al público, redondea esta pequeña performance cayendo definitivamente a tierra. Comienza así, sugerente, crítica, Ámbar, el nuevo proyecto de la compañía de circo contemporáneo Botproject, que clausuró el Festival Circarte 2016.


"¿Qué es el circo contemporáneo?", se pregunta entonces el acróbata. El prólogo ya ha quedado atrás y una alocada música en directo apunta el tono del primer acercamiento a la cuestión, el de una conferencia o demostración pedagógica con ingredientes clownescos. Un lúcido juego de carácter tradicional que es ejecutado con cierta tosquedad, al igual que muchos de los gags de la pieza: graciosos, sí; espontáneos, sí; pero acelerados, sucios y con cierto aire de chascarrillo. Sin embargo, esta suerte de falsa ponencia permite señalar la columna vertebral del espectáculo, esto es, el establecimiento de una dialéctica entre el circo clásico y el actual.


Así, el epicentro del escenario, el de la pieza en su globalidad, es una gran cama elástica donde Lucas Ruiz se desenvuelve con superlativa eficacia: por un lado, es capaz de crear tensión con sus arriesgadas acrobacias, cosa difícil atendiendo a las condiciones del Paraninfo; por otro, logra impregnar sus ejercicios con la esencia de los dos estilos circenses que conforman esa dialéctica clásico-actual. Por su parte, Iván Serrano, ayudado de una mesa de mezclas y su desenfado natural –donde la pieza busca apoyo constantemente, en parte originando esa comicidad poco cuidada–, va construyendo capa a capa espacios sonoros que también se alinean con el paseo entre tradición y modernidad. Ambos artistas son efectivos en sus ámbitos, acrobacia y música, pero, como ya se apuntaba, acusan imperfecciones cuando la naturaleza sincrética de Ámbar les exige abordar disciplinas como la interpretación o el clown, tan complejas como la más arriesgada de las piruetas.


Esta circunstancia, en gran medida, cala en el espíritu del espectáculo. El director, Ángel de Miguel, busca hilvanar los ejercicios acrobáticos, las canciones, los números cómicos y los audiovisuales con un esbozo de teatralidad. Cuenta para ello con episodios performativos interesantes, como el mencionado prólogo; con el diálogo entre estilos circenses, sobre el que orbitan los distintos números; sin embargo, lo teatral se difumina en una atmósfera demasiado de andar por casa, en números que se suceden con poca organicidad, siempre a la zaga de grandes efectos escenográficos. Pese a todo, la teatralidad sobrevive. Y lo hace gracias a una sólida coherencia discursiva, puesto que la mayoría de elementos que vertebran Ámbar terminan reposando en la idea de que el circo contemporáneo debe recuperar algo del clásico, liberarse de corsés y, sobre todo, rechazar su línea más mercantilista encarnada por “ciertas compañías canadienses”. La referencia al Circo del sol parece ineludible, incluso uno de los números acrobáticos está construido a su imagen y semejanza, precisamente el mismo que culmina con el gimnasta envuelto en sacos de dinero y una proyección que reza: “se vende”. Estas ideas, más o menos panfletarias, más o menos maniqueas –cabría debatir sobre compañías canadienses quizá no tan absorbidas por el sistema, como Les 7 doigts de la main–, en su particular búsqueda de la quintaesencia del circo actual, cierran el círculo de una función que recuerda que las acrobacias, los malabares y los payasos solo tienen sentido si en tiempos oscuros logran hacernos creer en lo imposible. Fuera de eso, nada importa. A un sistema movido por el dinero solo queda dedicarle, como la Cançó del llaurador, “mil malediccions”.

 

 

 

VEU Revista cultural de la Universidad de Alicante


Revista Cultural VEU
Secretariado de Promoción Cultural y Lingüística
Universidad de Alicante
Carretera San Vicente s/n
03690 San Vicente del Raspeig
Alicante (Spain)

Tel: (+34) 96 590 9593

Fax: (+34) 96 590 3464

Twitter: https://twitter.com/culturaenlaua

Facebook: http://facebook.com/culturaenlaua

Google+: http://google.com/+Culturaenlaua

Para más información: informacio@ua.es, y para temas relacionados con este servidor Web: webmaster@ua.es

Carretera San Vicente del Raspeig s/n - 03690 San Vicente del Raspeig - Alicante - Tel. 96 590 3400 - Fax 96 590 3464